Cómo mejorar la floral intestinal de tu perro

Cuando pensamos en la salud de nuestros perros, a menudo nos enfocamos en su alimentación, ejercicio y chequeos veterinarios regulares. Sin embargo, hay un aspecto que suele pasar desapercibido, pero que es esencial para su bienestar: la flora intestinal o microbioma. Esta comunidad de microorganismos, que reside en el intestino de nuestros fieles compañeros, tiene un papel protagónico en su salud y bienestar general.

Acompáñanos en este viaje por el fascinante mundo del microbioma canino y descubre por qué es tan crucial para la salud de tu mascota.

 

Principales funciones del microbioma

  • Digestión y nutrición:

    • La flora intestinal es responsable de descomponer los alimentos que el perro consume, permitiendo la absorción de nutrientes esenciales.
    • Las bacterias presentes en el intestino producen enzimas que descomponen carbohidratos, proteínas y grasas, transformándolos en energía y nutrientes vitales para el organismo.
    • Además, ciertas bacterias del microbioma son capaces de sintetizar vitaminas, como la vitamina K y algunas del complejo B, que son esenciales para la salud del perro.
  • Protección contra patógenos:

    • La flora intestinal actúa como una primera línea de defensa contra microorganismos dañinos.
    • Al ocupar el espacio y consumir los recursos disponibles, las bacterias beneficiosas impiden que los patógenos se establezcan y proliferen.
    • Además, producen sustancias antimicrobianas que inhiben el crecimiento de bacterias dañinas.
  • Regulación del sistema inmunológico:

    • El microbioma y el sistema inmunológico están intrínsecamente conectados.
    • Las bacterias intestinales interactúan con las células inmunitarias, educándolas y modulando su respuesta.
    • Esta interacción es vital para mantener un equilibrio y evitar respuestas inmunitarias excesivas o insuficientes.
  • Conexión cerebro-intestino:

    • Aunque pueda sorprender, la flora intestinal puede influir en el comportamiento y el estado de ánimo del perro.
    • A través del llamado "eje intestino-cerebro", los microorganismos del intestino comunican con el cerebro mediante moléculas y neurotransmisores, influyendo en el comportamiento y las emociones del animal.
  • Barrera protectora:

    • Una flora intestinal sana forma una barrera física que impide la entrada de sustancias nocivas al torrente sanguíneo.
    • Esta barrera, compuesta por bacterias y células intestinales, es esencial para proteger al organismo de toxinas y patógenos.

Conociendo estas funciones, es evidente que el microbioma no es solo un conjunto de bacterias que viven en el intestino de nuestros perros. Es un ecosistema complejo y dinámico que juega un papel fundamental en su salud y bienestar. Cuidar de él es, sin duda, cuidar de nuestro mejor amigo.

Factores que afectan la flora intestinal

La flora intestinal de nuestros perros es un ecosistema delicado y equilibrado. Sin embargo, diversos factores pueden alterar este equilibrio, llevando a un estado conocido como disbiosis, donde las bacterias dañinas superan a las beneficiosas. A continuación, exploramos algunos de los principales factores que pueden afectar negativamente la salud del microbioma canino:

  • Alimentación inadecuada:

    • Una dieta rica en alimentos procesados y carente de fibra puede reducir la diversidad de la microbiota.
    • Los conservantes, colorantes y otros aditivos presentes en algunos alimentos comerciales pueden alterar la composición de la flora intestinal.
    • Por otro lado, la falta de alimentos frescos y naturales en la dieta puede privar al microbioma de nutrientes esenciales, es por eso que en Food for Joe ofrecemos alimentación natural para perros de primera calidad, cocinada al vapor y a baja temperatura. ¡Anímate a probar nuestros productos y aprovecha nuestras ofertas!
  • Uso excesivo de antibióticos:

    • Aunque los antibióticos son esenciales para tratar ciertas infecciones, su uso indiscriminado puede tener efectos devastadores en la flora intestinal.
    • Estos medicamentos no distinguen entre bacterias buenas y malas, eliminando a ambas y desequilibrando el microbioma.
  • Estrés:

    • Al igual que en los humanos, el estrés puede afectar negativamente la salud intestinal de los perros.
    • Situaciones estresantes, como mudanzas, viajes o la introducción de un nuevo miembro en la familia, pueden alterar la composición y función de la microbiota.
  • Infecciones y enfermedades:

    • Las enfermedades gastrointestinales, como la giardiasis o la parvovirosis, pueden dañar la mucosa intestinal y alterar la composición de la flora.
    • Además, enfermedades crónicas como la diabetes o problemas endocrinos también pueden influir en el equilibrio del microbioma.
  • Factores ambientales:

    • La exposición a pesticidas, herbicidas y otros químicos presentes en el ambiente puede afectar la salud de la flora intestinal.
    • Además, vivir en ambientes muy higiénicos, donde el perro tiene poco contacto con la naturaleza, puede reducir la diversidad de su microbiota.
  • Edad:

    • Al igual que los humanos, la composición de la flora intestinal de los perros puede cambiar con la edad.
    • Los cachorros tienen una microbiota diferente a la de los perros adultos, y esta puede seguir cambiando a medida que el perro envejece.

Es fundamental estar conscientes de estos factores y tomar medidas para proteger y fortalecer la flora intestinal de nuestros perros. Un microbioma saludable no solo garantiza una buena digestión, sino que también es esencial para el bienestar general de nuestro fiel compañero.

Cómo mejorar la flora intestinal de tu perro con comida casera

La alimentación es uno de los pilares fundamentales para mantener un microbioma equilibrado y saludable en nuestros perros. Aunque la dieta cruda (BARF) ha ganado popularidad en los últimos años, la comida cocinada al vapor y a baja temperatura ofrece una alternativa segura y nutritiva que puede ser beneficiosa para recuperar la flora intestinal de los canes.

  • Preservación de nutrientes:

    • Cocinar al vapor y a baja temperatura permite conservar la mayoría de los nutrientes presentes en los alimentos. A diferencia de otros métodos de cocción, esta técnica minimiza la pérdida de vitaminas y minerales esenciales para la salud intestinal. Todos nuestros menús para perros están cocinados con esta técnica.
    • Además, al evitar las altas temperaturas, se reduce el riesgo de formación de compuestos tóxicos que pueden dañar la mucosa intestinal y la microbiota.
  • Digestibilidad:

    • Los alimentos cocinados al vapor son generalmente más fáciles de digerir. Esto es especialmente beneficioso para perros con sensibilidades o problemas digestivos.
    • La cocción suave descompone las fibras vegetales, facilitando la absorción de nutrientes y promoviendo una digestión saludable.
  • Incorporación de prebióticos:

    • Al cocinar al vapor, es posible incorporar ingredientes ricos en prebióticos, como batatas, alcachofas o la col (en cantidades adecuadas para perros). Estos componentes alimentan a las bacterias beneficiosas del intestino, fortaleciendo la flora intestinal. Otra manera eficaz, práctica y sencilla de aportar estos prebióticos es con la incorporación a su dieta de YowUp, el yogur para perros, compuesto por probióticos y prebióticos; o FirmUp, un prebiótico a base de calabaza súper digestivo y fácil de administrar. 
    • Aunque si lo que quieres es regular todo el sistema digestivo de tu peludo con un suplemento completo rico en prebióticos, te recomendamos el suplemento Gastrointestinal Care, un producto de Food for Joe que no puede faltar en tu despensa.
  • Seguridad:

    • Cocinar al vapor elimina patógenos potencialmente dañinos presentes en los alimentos, como bacterias o parásitos. Esto garantiza una comida segura para el perro sin comprometer la calidad nutricional.
  • Diversidad de ingredientes:

    • La cocción al vapor permite incorporar una amplia variedad de ingredientes en la dieta del perro. Desde carnes magras hasta verduras y legumbres, esta técnica es versátil y adaptable a las necesidades nutricionales de cada mascota.
    • Una dieta diversa promueve una microbiota diversa, lo cual es esencial para la salud intestinal.
  • Suplementación con probióticos:

    • Aunque la comida cocinada no contiene las bacterias vivas presentes en la dieta cruda, es posible suplementar con probióticos específicos para perros. Estos complementos ayudan a repoblar el intestino con bacterias beneficiosas.

 

En conclusión, la comida cocinada al vapor y a baja temperatura es una excelente opción para aquellos propietarios que buscan una alternativa segura y nutritiva a la dieta cruda. Al combinar ingredientes de calidad con técnicas de cocción adecuadas, es posible ofrecer una alimentación que beneficie y fortalezca la flora intestinal de nuestros perros.

Preguntas y respuestas

¿Por qué es importante la flora intestinal en los perros?

La flora intestinal, o microbioma, es esencial para la digestión, la absorción de nutrientes, la protección contra patógenos y la regulación del sistema inmunológico. Un microbioma saludable se traduce en un perro más sano y feliz.

¿Cómo afecta la comida cocinada al vapor al microbioma canino?

 La cocción al vapor conserva la mayoría de los nutrientes y permite una digestión más fácil, lo que puede beneficiar directamente a la flora intestinal. Además, al eliminar patógenos potenciales, se garantiza una alimentación segura.

¿Qué ingredientes cocinados al vapor son beneficiosos para la flora intestinal?

Ingredientes ricos en prebióticos, como batatas, alcachofas o ajo, alimentan las bacterias beneficiosas del intestino. Las carnes magras y las verduras también aportan nutrientes esenciales que favorecen un microbioma saludable.

¿Es necesario suplementar con probióticos si se ofrece comida cocinada al vapor?

Aunque la comida cocinada no contiene las bacterias vivas presentes en la dieta cruda, suplementar con probióticos puede ser beneficioso para mantener un equilibrio saludable de la microbiota.

¿Puede la comida cocinada al vapor ser una alternativa a la dieta cruda?

Sí, la comida cocinada al vapor y a baja temperatura es una opción segura y nutritiva que conserva la mayoría de los nutrientes, ofreciendo una alternativa a aquellos propietarios que prefieren evitar la dieta cruda.

¿Cómo se garantiza la diversidad en la flora intestinal con Food for Joe?

La clave está en ofrecer una variedad de ingredientes. Una dieta diversa, con diferentes tipos de carnes, verduras y legumbres, promueve una microbiota diversa y resiliente.

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.

Productos recomendados